A pesar de todo.


Sin querer contar con alguien, empecé a contar y no contar contigo. Fue algo así como estar contigo y no estar contigo.

Porque están esas personas que se creen dueños de nuestra vida, y estas tú, y a veces pienso que tienes razón, eres mi vida, a pesar de todo. Están las que nunca te han dicho una palabra, pero están ahí. O los que no te dan un consejo, pero sin querer, te ayudan con lo que dicen. 

Están esos días llenos de luz, y esos días llenos de oscuridad. Pero a pasar de todo, está esa persona que te calma, que hace que no te importe nada, sólo tu felicidad. Esos días en los que quieres al derecho y al revés, en los que quieres hasta el cielo, y a veces hasta el infierno.

Sin querer pensar que de ti depende mi estado de ánimo, es así, entérate… Por ti y por todo, a veces estoy y no estoy, a veces quiero sin querer, y a veces sonrío y lloro por dentro. 

Como todo y como nada, aprovecho este momento para decir que no tengo nada que decir, que la vida es y no es, que la muerte es la vida, y la vida es la muerte, que el amor es el odio, y el odio termina siendo amor, que los amigos a veces son enemigos, y los enemigos terminan siendo amigos, por alguna razón. 

A pesar de todo, y entre muchas cosas que me quedan por decir y no diré, "sin querer contar con alguien, empecé a contar y no contar contigo. Fue algo así como estar y no estar contigo". 

OhValentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario