Primera carta.

Me encuentro en este preciso momento hallando las palabras para describir lo que siento por ti, pero se escapa de mis manos, no hay descripción exacta.

Si empiezo escribiendo que desde el primer día que te vi sentí la conexión más grande que jamás había sentido con alguien, ¿Estaría bien para empezar?
Que desde el primer "Hola" hasta este momento TODO lo que tenga que ver contigo se ha convertido en una de las cosas más importante para mi.

No cambiaría por nada en el mundo lo que causas en mi cuando me miras, perderme en tu mirada y encontrarme en tus labios luego.
Contigo aprendí que no importa cuánto tiempo haya pasado o cuánto tiempo basta para decir "Eres el amor de mi vida" "Eres mi persona favorita", contigo lo supe desde el primer día que te vi y todos los días lo confirmo. Eres mi persona favorita, mi humano favorito.
Descubrí el significado del amor en cada mirada, cada beso, cada caricia, cada sonrisa, cada gesto, en cada "Te amo"

No quisiera jamás dejar de amarte.
No quisiera jamás dejar de escuchar tu voz.
No quisiera jamás dejar de escuchar tu risa, (Tu risa es un viaje por todo el mundo, el viaje más bonito).

Contaría nuestra historia miles de veces, y las miles de veces sonreiría. Gracias por ser parte de mi historia de amor.
Nada me parece más bonito en el mundo que mirarnos sin decirnos nada,y que el brillo de mis ojos grite cuánto te amo.

Ahora todas las canciones, libros, y películas de amor tienen sentido.

Prometo que no te dejaré caer, estaré contigo en tus malos momentos, haciéndote reír con mis estupideces que a veces sólo tú le ves sentido.
Prometo cada día dar lo mejor de mi para hacerte feliz, la persona más feliz del mundo.
Y prometo que esta no será la última carta que de mi recibirás, y si algún día olvido mis promesas por favor perdóname, soy un ser humano, y cometo errores, y también perdóname por amarte tanto.

Gracias a Dios por hacer que existas en mi vida, por cada aventura, por cada momento vivido contigo, por reírnos sin sentido, amarnos a nuestra manera, por los helados, por las películas, los dulces, los abrazos para dormir, los besos al despertar y sobre todo, por existir conmigo.

Siempre esperaré por ti, y olvidaré si te demoras, olvidaré si amaneces de mal humor, olvidaré si no quieres ver mi película favorita conmigo (no me importaría ver cualquier cantidad de veces las tuyas), olvidaré nuestras diferencias porque en el amor no hay nada mejor que ser distintos. 

Gracias por causar en mi la locura más grande que he vivido: Enamorarme de tus defectos.

Amor de mi vida, si por alguna razón llegas a olvidarme, espero no olvides que el Veintitrés de julio de dos mil dieciséis sonaron todas las campanas de amor, y conocí al verdadero amor, TÚ.

Mi cómplice, mi vida, mi amor, mi tesoro.

"Cambiaría mi alma, si es que tengo alguna, por un día más, contigo."

22/01/2017

Ohvalentina. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario